Seleccionar página
 

Club-GT-Four-Spain-Mai-Meneses

Mai Meneses en el evento de los Toyota Celica ‘Edición Especial CS’ en Kobe Motor

Mai Meneses, la vocalista de ‘Nena Daconte’, estuvo en la concentración de la ‘Edición Especial Carlos Sainz’ del Toyota Celica con motivo del 25 aniversario del modelo que conmemoró el bicampeonato del español en el Mundial de Rallyes. La cantante, poseedora de uno de estos icónicos coches, nos dijo que su próximo disco saldrá en octubre.

Mai Meneses acudió a la reunión de los Toyota Celica Edición Especial Carlos Sainz que organizó Kobe Motor, concesionario oficial Toyota, y el Club Celica GT-Four España, en las instalaciones del primero en Majadahonda, con uno de estos modelos y junto a su marido, Eduardo, que era quien lo conducía. El motivo de la cita era el 25 aniversario de esta versión tan emblemática de la marca japonesa.

Con su habitual simpatía y amabilidad, la vocalista de Nena Daconte, dúo con el que se dio a conocer en el panorama musical, nos cuenta que es ella quien lleva a diario el modelo con el que Toyota homenajeó a Carlos Sainz por su segundo campeonato del mundo de rallyes. “Es un coche muy rápido, muy pasional”, nos dice Mai. “Antes conducía más rápido, pero desde que tengo hijos voy más tranquila. La edad te atempera”, asegura. No nos resistimos a preguntarle a la cantante por sus proyectos musicales, sobre todo tras su parón por la llegada de sus hijos. “No he hecho nada debido a ellos, me he dedicado a ser madre -nos cuenta-. Ahora -prosigue-, estoy preparando un nuevo disco que saldrá en octubre y en el que hay de todo, música pop, canciones para bailar, piezas alegres, etc”.

Nos interesamos por el nombre de su nuevo trabajo, respondiendo “que todavía no lo tengo decidido”. Un paréntesis, debido a su maternidad, que Mai no ha estado parada, pues ha seguido componiendo, reconociendo que ella “desde 2000, vivo de la música, de componer y de dar conciertos”.

Eduardo, el marido de Meneses, es abogado, y nos explica que este Celica es el tercer Carlos Sainz que tiene. “La pasión por él me viene de cuando era muy jovencito y veía sus triunfos en la tele”. Una pasión, la de los coches, que siente el más pequeño de sus hijos, tema que no falta cuando van de viaje, en los que Mai y Eduardo hablan de eso, “de coches y también de música”, confiesa éste.

Fuente: www.quintamarcha.com

 

Club-GT-Four-Spain-Kobe-Motor

Kobe Motor y Club Celica GT-Four España organizan el 25 aniversario Toyota Celica Carlos Sainz

 

Toyota recuerda el modelo lanzado tras el segundo título de ‘Matador’

 

25 noviembre 1992. Última prueba del mundial de Rallyes en Gales. Carlos Sainz y Luis Moya venían de ganar en Cataluña y con la moral al máximo para hacerse con su segundo título mundial. Y ganaron la carrera con Vatanen y Kankunnen en el pódium.

El equipo español se proclamó bicampeón del mundo de rallyes con la misma marca, Toyota y el mismo modelo, Celica. Pero  en este caso era el modelo 185 GT Four.

La marca japonesa, de la que Kobe Motor es concesionario oficial desde 1998 creó una edición especial con la denominación “Carlos Sainz” de las que 150 se vendieron en España. Motor 2.0 16v con 208cv, tracción integral y un equipamiento interior y exterior que los diferenciaba del resto de gama hizo que fuera un modelo emblemático en los años 90.

Año 2017. Han pasado 25 años y gracias al Club Celica GT-Four España y a Kobe Motor que vuelve a demostrar su pasión por el automovilismo realizaron un evento para que los afortunados propietarios se conociesen y pudieran compartir sus experiencias. Hasta 33 unidades se dieron cita al evento.

El sábado se quedó en las instalaciones de Kobe Motor Majadahonda y después de un buen desayuno se inició una atractiva ruta de casi doscientos kilómetros por la sierra oeste de Madrid, visitando pueblos tan atractivos como Robledo de Chavela, Colmenar de Arroyo, San Lorenzo del Escorial, Colmenarejo o Valdemorillo.

Por la tarde y después de una barbacoa con los cerca de cien asistentes se realizaron unas tandas en el circuito de Karts de Carlos Sainz.

El domingo también prometía emociones y después de asistir a una concentración de vehículos clásicos en Paracuellos del Jarama, los Toyota Celica GT4 “Carlos Sainz Editon” pudieron conocer a fondo el legendario Circuito del Jarama gracias al RACE. Foto de familia y unas vueltas al trazado madrileño pusieron el broche de oro a este 25 aniversario de un vehículo que con el paso de los años será buscado por los coleccionistas amantes de la competición.

Agradecimiento a los miembros del Club Celica GT4 –España, a Toyota Kobe Motor, al RACE y al Club Herrería por hacer posible este bonito encuentro.

Fuente: www.revistascratch.com

 

Club-GT-Four-Spain-25-aniversario-1

Kobe Motor reúne a 33 Toyotas Celica ‘Edición Especial Carlos Sainz’ con motivo del 25 aniversario de su lanzamiento

 

Kobe Motor, concesionario oficial Toyota, junto con el Club Celica GT-Four España, organizó una reunión de la ‘Edición Especial Carlos Sainz’ del Celica con motivo del 25 aniversario de su lanzamiento en honor del campeón español por sus dos títulos mundiales (1990 y 1992) con ese modelo. La cita fue un éxito, con la asistencia de Mai Meneses, la cantante de Nena Daconte, que conduce precisamente uno.

Del Toyota Celica Edición Especial Carlos Sainz se construyeron cinco mil unidades numeradas, de las que 150 se vendieron en España. Con motor de cuatro cilindros de 16 válvulas, tiene una potencia de 208 CV, tracción integral, estética personalizada y equipamiento interior también especial.

Más de una treintena de estos Celica se dieron cita en la sede de Kobe Motor, concesionario oficial Toyota en Majadahonda, que organizó la reunión junto con el Club Celica GT-Four España, congregando a un centenar de personas, entre propietarios y acompañantes, en una jornada con encanto que se inició desayunando en las instalaciones de Kobe. Desde allí, los Celica iniciaron una atractiva ruta de cerca de 200 kilómetros que les llevo por los pueblos de la sierra oeste de Madrid: Robledo de Chavela, Colmenar de Arroyo, San Lorenzo del Escorial, Colmenarejo y Valdemorillo.

De vuelta al concesionario, los participantes disfrutaron de una barbacoa en un ambiente festivo y de amistad donde los propietarios de este modelo tan emblemático comentaron la ruta realizada y la historia de cada uno de sus Celica Carlos Sainz. Alberto Dorsch, director Comercial de Kobe Motor, mostraba su satisfacción por el evento que “se celebra por un modelo mítico y un piloto igualmente mítico que, juntos, conquistaron el Mundial de Rallyes dos veces”.

Precisamente, la cantante Mai Meneses fue una de las asistentes, junto a Eduardo, su marido, que era quien manejaba, pero es ella la que utiliza el Celica diariamente. “Es un coche muy rápido, muy pasional”, nos cuenta la vocalista de Nena Daconte, dúo con el que se dio a conocer en el panorama musical. “Antes sí conducía más rápido, pero desde que tengo hijos, voy más tranquila. La edad te atempera”, asegura. No nos resistimos a preguntarle a Mai por sus proyectos musicales, sobre todo tras su parón por la llegada de sus hijos. “No he hecho nada por ellos, me he dedicado a ser madre -nos cuenta-. Ahora -prosigue-, estoy preparando un nuevo disco que saldrá en octubre y en el que hay de todo, música pop, canciones para bailar, piezas alegres, etc”. Le preguntamos por el nombre de su nuevo trabajo, respondiendo “que todavía no lo tengo decidido”.

Eduardo, el marido de Mai, es abogado, y nos explica que este Celica es el tercer Carlos Sainz que tiene. “La pasión por él me viene de cuando era muy jovencito y veía sus triunfos en la tele”. Una pasión, la de los coches, que siente el más pequeño de sus hijos, tema que no falta cuando van de viaje, en los que Mai y Eduardo hablan de eso, “de coches y también de música”, confiesa éste.

David Rubio es presidente del Club Celica GT-Four España desde hace cuatro años, y tiene, un Celica CS, ¡como no!, “es el número 2.018 de los cinco mil que se hicieron. Me aficioné a los rallyes por los videojuegos. De repente, un familiar se compró un Celica y de ahí me viene la pasión. Hace cuatro años pude comprarme el mío”.

Rubio quiere hacer más reuniones como la celebrada en Kobe Motor. De Carlos Sainz, el presidente del Club Celica opina que “es un piloto muy grande, que dio a conocer los rallyes en España y me gustaría conocerle en persona. Esta concentración ha sido por él, porque tiene un montón de fans y se lo merece”.

Javier Frías, economista, viene de Alicante con un precioso CS. “Era mi ilusión, pero no tenía dinero. Hace diez años pude cumplirla y sigo igual de ilusionado que el primer día. No me ha dado ningún problema”, afirma.

Los participantes más lejanos son, sin duda, Ramón Méndez, Elisabeth, su mujer, y Nacho, el hijo del matrimonio. Han venido desde ¡Venezuela! “para asistir a esta reunión”, comenta él, “y, ya de paso -prosigue-, aprovechamos para visitar a la familia que tenemos en Canarias, pero el motivo principal ha sido esta cita”. Méndez nos cuenta que tiene cuatro Toyota Celica, dos de ellos All-Trac Turbo (de cuatro ruedas motrices, se hicieron para el mercado USA). Gracias a las redes sociales se enteraron del evento de Kobe Motor y el Club Celica GT-Four, “y aquí estamos”, dice Ramón con una gran sonrisa.

Tras el almuerzo, los asistentes, que procedían de prácticamente toda España, se citaron en el circuito de karts Carlos Sainz, en Las Rozas, donde realizaron algunas carreras, aumentando la diversión. El domingo por la mañana, los Celica asistieron a una concentración de clásicos en Paracuellos del Jarama, para luego acudir al circuito del Jarama donde dieron unas vueltas al legendario trazado madrileño, poniendo así punto y final al evento.

Todos los inscritos recibieron un diploma por su participación en el 25 aniversario de la segunda gesta de Carlos Sainz y Luis Moya en el Mundial de Rallyes, el bicampeonato, triunfo que Toyota homenajeó con la Edición Especial Carlos Sainz del Toyota Celica, modelo deseado, cotizado y perseguido por los amantes al mundo del motor. Como los 33 CS que se citaron en Kobe en una jornada única, pues únicas son las cinco mil unidades que el fabricante japonés hizo en honor del piloto de rallys español más grande de todos los tiempos y cuya longevidad y talento le permiten seguir en activo.

 

Fuente: www.quintamarcha.com

 

Memorable éxito de la I Concentración Toyota Celica 4WD en Madrid

 

Todo un éxito la convocatoria auspiciada por el concesionario madrileño de Toyota, Kobe Motor, y del Club Toyota Celica GT-Four España, presidido por el apasionado catalán David Farver, lógicamente poseedor de una de estas unidades. Ambas partes lucharon a destajo para lograr un evento de gran nivel y digno de todo elogio, sobre todo por el hecho de hermanar durante dos días a gran parte de los poseedores de este exclusivo modelo en España.

Bien es cierto que la convocatoria estaba abierta a todos los modelos de la marca en sus versiones del Celica 4WD, Y al final comparecían en la localidad de Las Rozas únicamente unidades del modelo ST 185, de ellas, salvo dos, pertenecientes al modelo numerado dedicado al bicampeón español de rallies.

El acto comenzaba, aunque de forma extra oficial, desde el viernes tarde-noche con la llegada al Hotel B&B de las Rozas, lugar de concentración, los vehículos con sus ocupantes, y como acto previo de presentación que iba a realizarse al día siguiente con la concentración en la inmediaciones del Concesionario Kobe, para a partir de allí tomar rumbo en caravana y de forma muy ordenada por las sierras madrileñas, bajo un asfixiante calor, bien soportado tanto por vehículos como tripulantes, mitigado en parte con un pequeño alto en El Escorial, donde se exponían todas las unidades, levantando una notable admiración entre los habitantes de San Lorenzo y numerosos turistas.

Seguía el descenso hacia al punto de origen, Kobe Motor, donde los cocineros de la empresa tenían preparado el merecido y sustancioso almuerzo, servido en las propias instalaciones del concesionario, donde además hubo entrega de diplomas y otros obsequios a todos los presentes. Mención especial en el acto a Ramón Méndez, por su desplazamiento desde Venezuela, para asistir expresamente al acto. Concluido el mismo, la caravana tomó rumbo al Center Carlos Sainz de Karting, donde gran mayoría de los “toyotistas” hicieron manos, lógico que con mayor o menor éxito, con trofeos para los tres más rápidos, tanto femeninos como masculinos, y que fue el banderazo final de la jornada, con el regreso al Hotel.

Se esperaba la presencia de Carlos Sainz, pero el piloto español, estaba con sus compromisos siguiendo a su hijo en el G.P. de Canadá de F1.

Segunda jornada en el Circuito del Jarama
Con vehículos que en su casi totalidad superan los 25 años, la organización aceptó la invitación a la Concentración de Clásicos en Paracuellos del Jarama, donde los Toyota volvieron a destacar. Unas horas de exposición dieron paso a otro plato fuerte del domingo, como era la entrada al cercano Circuito del Jarama, donde los modelos con sus ocupantes se pasearon ordenadamente por las históricas pistas del trazado madrileño, constituyendo una experiencia única de la que pudieron disfrutar los afortunados asistentes, siendo a la vez de colofón a esas dos espectaculares jornadas, en las que todos ofrecieron su mejor cara tanto de hermandad, como por el hecho de reunir ese casi medio centenar de unidades del exclusivo modelo de la marca Toyota.

Todos los presentes abogaban por repetir experiencia, pues creíamos estar en algo único y quizá irrepetible. La verdad es que con un hombre luchador por la causa, como David Farver, el apoyo del Concesionario Kobe Motor, podría ser que incluso para próximas convocatorias acudieran más modelos del Club, como los ST 165 y los 205, ausentes aquí por decisión propia, pero de repetirse, podría incluso ser más numerosa, ya que si se logró en una ocasión, por qué no otra, además, cada vez más recuperados los “Carlos Sainz Edition Limited”. Se puede decir y presumir, que los asistentes pudimos disfrutar y vivir algo único a nivel mundial.

También destacar la ausencia de muchos miembros inscritos en el Club, que junto a lo avanzado de los ST 165 y ST 205, de los “limitados” faltaron unos cuarenta más que han logrado ser localizados por el Club, pero que por diversos motivos no pudieron asistir, amén de los isleños, que por la lejanía se hicieron presentes, pero sin sus vehículos.

 

Fuente: www.motor2000.net

 

1ª Concentración 25 años del Toyota ST 185 Carlos Sainz

 

Cuando todavía siguen los ecos del modelo Celica “Edición Limitada Carlos Sainz” que dio mucho en lo deportivo a la marca Toyota, y aún más cuando ese vehículo japonés entra en su cuarto de siglo de vida, son muchos los actos previstos para conmemorar su cuarto de siglo, entre otros los organizados por el Club GT Four España, de reciente creación.

Mucho ha tenido que ver para estafundación el activo miembro David Farver, que miguita a miguita ha llevado adelante una interesante propuesta, como es la unificación de todos los modelos Toyota Celica 4WD Turbo, de forma muy generalizada, pero además muy particular la localización y hallazgo de parte de los 150 llegados a España de la versión especial y numerada Carlos Sainz de la serie ST 185, de esa producción que hubo de 5.000 a nivel global. Ese ímpetu le ha llevado a alcanzar la idefntificación de 62 unidades y us propietarios a día de hoy de esa edición limitada dedicada al campeón español, y que muy seguro serán muchos más.

El Club cuenta en estos momentos con 110 socios y 113 vehículos de toda la gana GT Four, en sus distintas versiones ST, 165, 185 y 205.

Para esta efemérides, han llegado a un acuerdo la directiva del Club y el concesionario madrileño Kobe Motor, para festejar ese cuarto de siglo de la serie especial numerada, a la vez que el hito histórico por las satisfacciones deportivas lograbas con este modelo por el piloto español Carlos Sainz, tanto que el fabfricante lo distinguía con la exclusividad y firma de estas 5.000 unidades.

Entre los distintos actos para la celebración, se desarrollará los días 10 y 11 de junio, la primera concentración a nivel nacional, en ese punto de Madrid, en la que se incluye desde reconocimientos a los partícipes allí presentes; vuelta con los vehículos por los entornos y visita al Circuito del Jarama. El programa sirve también sorpresas y regalos, además de la presencia del propio bicampeón del mudo de rallies Carlos Sainz para impartir charlar y acompañar a los socios en torno a “su coche”.

Son muchas las comunidades que se han adherido a este acto, incluyendo la Canaria, que a pesar de ser la más lejana va a acudir con importante número de socios y vehículos, sin importar los dos días de travesía en barca y los caso 700 km hasta llegar a Madrid para ser partícipes y disfrutar de tan espectacular concentración.

Fuente: www.motor2000.net

 

Supreme Meet 2015. Una ruta con japoneses

Podemos decir que La Supreme Meet es la segunda edición de la ruta que el pasado año hicimos, Supra Meet & others. Debido a la masiva participación de coches japoneses en el anterior evento el organizador optó por cambiar el nombre y no solo enfocar este meeting a una simple ruta con Toyota Supra, sino una ruta destinada a coches japoneses con cierto prestigio.

Supreme Meet, un evento en petit comité pero sin sobresaltos

La escasez de participantes en esta edición, debido a problemas de última hora la mayoría, hicieron de este evento una ruta en la que pudimos disfrutar del paisaje del norte catalán.

No fuimos los primeros en llegar pese a ir en el Celica GT-Four de David, pues allí encontramos a otro conocido, Rubén con su GT86.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-ruben-gt86

Aquí les vemos enfrentados. Uno un WRC de los 90 con 290cv recién estrenados gracias a un Watercooler del Celica ST205 y un turbo de mayor dimensión, otro el nuevo Toyota GT86 que presume de 200cv en un 2.0L boxer.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-gt86-black

El kit A-Style del GT86 queda de maravilla en la reencarnación del mítico AE86. ¿Creéis que dentro de unos años será un modelo tan mítico como el Hachi-Roku?

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-collage-r35

Minutos más tarde, sentimos un estruendo que retumbaba por la gran avenida del centro comercial donde nos habíamos citamos. En el horizonte apareció una gran mancha blanca, se trataba de este Nissan GT-R, el cuál, ya teníamos visto en el Motordays de 6to6 del año 2012. Más de 600 cv de potencia propulsan este Godzilla.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-gt86-touge

Emprendimos la marcha hacia esta ruta, encabezada el por otro GT86 de color blanco perlado. Como decía Colin Chapmandivide el peso, no multipliques la potencia.

Con un ritmo muy tranquilo surcábamos la falda del Montseny.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-parada

Hicimos una pequeña parada improvisada que sirvió para estirar las piernas y para despedirnos del GT86 blanco. Tuvo que abandonar la ruta antes de tiempo.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-Mitsubishi-3000-GT-Twinturbo

Otro modelo muy poco visto que nos acompañó en esta ruta fue el Mitsubishi 3000GT Twinturbo, más conocido fuera de Europa como GTO.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-collage-GT86-parado

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-collage-GT86

Algunos llegaron sedientos a la gasolinera, aprovechando la ocasión, paramos los coches en la sombra y aprovechamos para hablar de la ruta y de los coches que nos habíamos reunido.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-TRD

¡Ya os asegurábamos que a este GT86 no le falta ni un solo detalle!

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-collage-interior

El coche tan venerado por muchos. El GT-R R35 fue el vehículo que cabreó a Porsche, sacándole los colores dentro y fuera de pista, aunque a pesar de ello y para muchos otros, el 911 sigue y seguirá siendo el coche definitivo.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-Fuel-Station

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-GT-R

Una vez refrescados a la sombra con algún burbujeante refrigerio. Estábamos listos para proseguir el último tirón de 30 kilómetros.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-GT-R-R35-Attack

Esta vez encabezaba el grupo el GT86 de Ruben seguido por el R35, así que aprovechamos para sacar esta foto en acción del GT-R, ya que anteriormente no habíamos tenido ocasión.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-Toyota-Old-vs-New

Presente y futuro. ¿Cuál elegirías? ¿Un WRC edición limitada, o un futuro clásico japonés?

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-parada-2

¿Fue un evento pequeño? Sí, pero se resume en muy buen rollo, una ruta en la que no era necesario correr, ya que apreciar lo poco del color verde que ha dejado el verano a esta altura del año, cuesta apreciarlo por encima de los 80 km/h, seguro.

Club-GT-Four-Spain-Mai-Supreme-meet-2015-parada-3

Dejando la excusa del caluroso verano que estamos pasando en la península, hay que tener en cuenta que no se puede correr por carreteras secundarias, hay millones de aspectos para centrarse en la conducción, como ciclistas que disfrutan de un soleado domingo, peatones, o incluso animales salvajes.

Os recomendamos utilizar los circuitos para correr… Parece una tontería, pero un apretón de un coche con semejantes prestaciones en vía pública puede terminar en un desastre a manos de cualquiera. Se pueden hacer salidas tan gratificantes como las del pasado domingo, las cuales no implica tener que ir muy rápido para pasar un estupendo día.

 

Fuente: www.fresh-imports.com

 

Club-GT-Four-Spain-japan-custom-portada

Coches japoneses en BCN: Japan_Custom

¿A quién no le entusiasma alguno de los tantos coches japoneses que hay o han habido en el mercado? Como experiencia propia os contaré, que cada vez que veo alguna máquina del país del sol naciente se me vienen a la mente épocas del final de mi infancia o principios de adolescencia, en las que las horas muertas eran absorbidas por una pequeña máquina gris llamada PSX. Seguro que más de uno sabe a lo que me refiero.

La pasión por el mundo del motor mueve muchísima gente, tanta que hasta se agolpan en un pequeño parking, sin importar la distancia hasta el o lo pequeño que sea, o directamente, el frío que haga para reunirse y poder ver máquinas que no se ven cada día. Esta era la intención de este meeting llamado Japan_Custom, reunir el mayor número de participantes y disfrutar de una tarde entre amigos y conocidos.

Los coches japoneses, la pasión de muchos

Está claro, sabemos que no todos sois así pero en Fresh Imports como siempre nos encanta abarcar todo lo posible dentro de este mundo, pues no todo consiste en coches japoneses, os traemos lo más importante tambien de otros países y continentes.

La playa de la Mar Bella, en Barcelona fue el escenario. Allí fue donde la tarde de ayer, Domingo 28 de Diciembre, se llegaron a reunir en un pequeño parking unos 100 participantes, participantes que traían todo tipo de coches japoneses.

Antes de llegar nos reunimos con un pequeño grupo de coches japoneses, como no, compuesto por dos Toyota Celica Carlos Sainz Edition ST1852 unidades de 5000 fabricadas a escala mundial delante de nuestro objetivo. Seguidos por un Subaru Impreza GT Turbo, un viejo conocido que antes llevaba un Toyota MR2, Germán. Me da a mi que veremos a estos tres modelos otra vez en Fresh Imports…

Una vez allí pudimos apreciar la variedad de coches japoneses que se habían acercado hasta ese pequeño parking, proyectos muy buenos y con un acabado excepcional.

Fijaros en este Civic EK, todo el exterior de EK9 y en color “Phoenix Yellow” como lo denominaba Honda. No cabe duda que las Volk TE37 son de las llantas que mejor quedan en la mayoría de coches japoneses, pero… un momento… ¿Y esa tornillería? Algo raro hay debajo de ese capó…

Efectivamente, un K-Series de Honda. Todo apunta a un K20 que ya hace volar a estos pequeños nipones, pero… ¿Si os decimos que es un K24? Menudo proyectazo el de este EK.

Otro conocido CRX que ya habíamos visto en alguna ocasión como la Supra Meet & Others.

¿Os suena este interior? ¿Y si os digo Mazda RX-5? Si RX-5. ¿No lo creéis? Miradlo vosotros mismos.

El S14 zenki de nuestro amigo Alberto roba corazones, pues tiene un aspecto fabuloso con esas JR12.

Los Subaru también hicieron acto de presencia, ojo con este Impreza de segunda generación…

Mientras hacíamos estas fotografías, de fondo se empezó a escuchar un silbido, seguido de la sensación de no haber oxigeno.. entonces fue cuando llegó…

¿Bestia no? Un 2JZ-GTE montado en un Supra JZA80 UK Spec

Alguna modificación se deja ver, pero Sergio, su dueño, tiene cosas por llegar y aseguramos que va a ser sin duda un proyecto que dará que hablar.

Empezaba a oscurecer y los participantes iban marchando hacia casa con el frio metido en el cuerpo, y nos dejaban estampas como esta, un precioso S14 con kit Vertex y una bonita puesta de sol de fondo.

Empezaba a oscurecer y los participantes iban marchando hacia casa con el frio metido en el cuerpo, y nos dejaban estampas como esta, un precioso S14 con kit Vertex y una bonita puesta de sol de fondo.

David, nos abrió el capó de su ST185 Carlos Sainz Edition, y después de habernos llevado hasta el evento, podemos decir que los motores turboalimentados son una gozada.

En estas reuniones se ven todos los estilos posibles, ya lo vimos en el CreamGang X Blem Festival, este Lancer tiene personalidad.

Dani también marchaba ya con su Honda S2000, un descapotable muy bien equilibrado.

Claro que hablando de cabrios bien equilibrados, ¿Podemos nombrar al miata no?

¿Recordáis este Z33 al que le hicimos una sesión? Pues su dueño, Adan, ha adquirido este pequeño y ágil cabrio.

Habiendo Subaru en este pequeño recinto, y tratándose de un meeting de coches japoneses… como no iba a estar la competencia, ¿Verdad? 4G63 señor@s.

El Lancer EVO, para muchos es la máquina definitiva, pues combina un motor turboalimentado de 300cv aproximadamente, y muy altamente potenciable, con un sistema de tracción integral. El AYC también juega un papel importante a la hora de trazar con este aparato, pues es un control que distribuye la fuerza a las ruedas del lado izquierdo o del derecho, con el fin de contrarrestar la falta de adherencia en cualquiera de ellas.

Con el exterior de una berlina 4 puertas, muy familiar, da la oportunidad de ir a buscar al pan al pueblo de al lado por la carretera más sinuosa y hacerlo de la forma más rápida. No hay excusa que valga para tomar el camino más largo hasta casa con un Lancer Evolution.

Cómo no, habiendo 2JZ, tiene que estar el eterno rival, el RB26. Menudo Nissan Skyline GT-R R32, el de Salva.

Los WRC de calle de los 90 fueron máquinas muy vendidas, y así lo demuestran en los meetings. Este Toyota Celica GT-Four ST205 incorporaba incluso un sistema Anti-Lag de serie.

Sin duda un muy buen meeting, que hace disfrutar al asistente viendo coches japoneses, combinado con buen rollo y gente a la que le encanta hablar sobre las máquinas que asisten. Podemos definirlo como una genial manera de pasar una tarde de domingo rodeados de coches japoneses. Nos despedimos con esta estampa de la zona Toyota del evento.

Fuente: www.fresh-imports.com

 

WRC de los años 90 de nuevo enfrentados

A veces pasa. Hay objetos que son como el vino, contra más tiempo pasa mejores, o más buenos se vuelven. Las sensaciones son algo que os queremos transmitir siempre desde Fresh Imports, y durante este reportaje, las emociones estuvieron a flor de pielImaginaros, sentados tras un volante desplazado, en el valle de una montaña donde el único ruido que se escucha son hojas correr por culpa del viento, y algún canto tímido de cualquier pájaro. Entonces ahí estás tú, para romper ese silencio, con una válvula de descarga, o con el ronroneo particular de un motor Boxer salido del WRC de los años 90.

Seguro que muchos de vosotros os sentiríais los más felices por una pequeña fracción de tiempo, pero intentaremos mejorarlo. Imaginaros que seguís ascendiendo, que dejáis las nubes por debajo vuestro, y que tenéis que conducir como Ari Vatanen en el mítico vídeo de “Climb Dance” en 1988, con una mano en la frente y otra al volante y la palanca de cambios. Sin duda una de las mayores sonrisas (para el que sepa apreciar estos momentos) se esbozara en vuestra cara.

Subaru Impreza GC8 VS Toyota Celica ST185, dos WRC de los años 90

Que decir de estos dos titanes del WRC de los años 90. Uno una edición especial Limitada a 5000 unidades mundiales, de las cuales, 3000 se destinaron a Europa y solo 150 fueron a parar a España. El rival, el que para muchos es el tracción integral turbo por excelencia.

Hablemos del Toyota Celica ST185 GT-Four Carlos Sainz Edition. Como dato curioso, no salio con los 280cv que solían salir Lancer EVO, Subaru WRX STi etc… Aquí en España salió con 208 cv.

Y os preguntaréis ¿Por qué? Sencillo, algo que muchos odiamos y empieza por EURO y acaba con un número que va de momento del 1 al 6. Son esas leyes anti-contaminación que afectan a toda Europa. El soplado del turbo era de 0’5 de serie, mientras que en Japón por ejemplo, o en EEUU, donde se comercializó el Celica GT-Four RC y All-trac respectivamente, soplaban de serie a 0’8 Bar produciendo potencias de 225 cv, una cifra muy buena pero aún lejana a los WRC de los años 90 de calle.

¿Como solucionar estoDavid es su propietario, un chico que con ilusión construyó su sueño, después de tener varios problemas al comprar esta unidad número 2018 de 5000 Celica ST185 Carlos Sainz Edition fabricados. Forjar todos los internals del motor y aumentar el soplado del turbo a 1’1 bar soluciona el problema, que según David, tenía este modelo WRC de los años 90 de calle, un comportamiento algo perezoso.

El resultado son unos 270 cv que te aplastan contra el asiento si se apaga una luz verde del tablero, esa que al lado se lee la palabra ECO.

Hablemos del rival, otro WRC de los años 90, aunque no en su versión de 280 cv. Se trata de un Subaru Impreza WRX, o también conocido como GT Turbo. Este vehículo, es ese coche que se compraría un padre de familia petrolhead. ¿Porqué decimos esto? Sencillo, un coche de 220cv, tracción integral y turboalimentado, con cuatro puertas… Un domingo lo mismo puedes ir a lavarlo con una sillita puesta detrás con tu retoño, que utilizar solo los dos semi-baquets delanteros.

Su propietario, Germán, quien ya conocemos en Fresh Imports tras el reportaje que Xavi le hizo a su Toyota MR2 SW20, ha adquirido este Impreza GC8 hace aproximadamente un mes. El cambio es significativo, pues el Impreza tiene una aceleración bestial, pero lo compara con la agilidad y ligereza con la que se desenvolvía el MR2 en algunas situaciones, aunque éste no tenia el caracter de un WRC de los años 90.

La sesión de fotos transcurrió con tranquilidad, con algún pisotón en alguna recta, pero las carreteras no son para correr, un carril para dos sentidos, demasiado riesgo.

En cada parada que hicimos reinaba la tranquilidad, un lugar donde hablar alto incluso resultaba incómodo para nosotros, pues estábamos rompiendo el silencio de la naturaleza. Solo se escuchaba el click de la cámara puesta sobre el trípode, y una vez acabadas las fotos se volvió a escuchar el ronroneo de dos motores 4 cilindros totalmente distintos.

Hablando de estadísticas de competición, empezaremos por el Subaru, un coche que con todas sus variantes, desde el año 1997, hasta el 2008 ha disputado 177 pruebas, de las cuales ha conseguido 42 victorias y 92 podiums, cifras muy destacables. El GC8, que participó del 97 al 2000, consiguió llevarse el primer puesto en 20 pruebas gracias a sus pilotos.

El Toyota Celica ST185 fue ganador del campeonato mundial de Rallys (WRC) en el año 1992, con Carlos Sainz, en el 1993con Juha Kankkunen tras su volante y en el 1994 con Didier Auriol. Fueron 3 años de dominio de Toyota en el WRC de los años 90 con 22 victorias y un segundo puesto.

Sin duda están bastante igualados en victorias, con la salida del grupo A en el 1997 y la entrada de los WRC, las marcas japonesas querían demostrar su dominio y vaya si lo hicieron.

Entre los dos suman 42 victorias en el WRC de los años 90, concretamente del 92 al 2000, solo contamos estos dos modelos, el Impreza GC8 y el Celica ST185, con esto nos queda muy claro que no son máquinas solo para pasear, sino que al subir en estos coches, te hacen sentir dentro de un verdadero cohete en el que te propulsa a velocidades elevadas en un abrir y cerrar de ojos.

Entre los dos suman 42 victorias en el WRC de los años 90, concretamente del 92 al 2000, solo contamos estos dos modelos, el Impreza GC8 y el Celica ST185, con esto nos queda muy claro que no son máquinas solo para pasear, sino que al subir en estos coches, te hacen sentir dentro de un verdadero cohete en el que te propulsa a velocidades elevadas en un abrir y cerrar de ojos.

Llegaba el final de las horas de luz, así que nos dirigimos a tomar las últimas instantáneas en un solitario llano al lado de la carretera, donde la puesta de sol nos iba a dar una sorpresa…

No pudimos desaprovechar la oportunidad mientras ascendíamos, pues lo más espectacular aún no ha llegado, pero mientras el sol se esconde, embellece las líneas de estos dos WRC de los años 90.

La naturaleza nos regaló instantáneas que no necesitaban retoque alguno tras salir de la cámara.

El hábitat natural de los WRC de los años 90 o de la década que sean, están siempre entre el asfalto y la grava.

Mientras el sol cae, en ese solitario llano de la montaña, charlamos y tomamos las últimas fotografías, que resumen un día espectacular.

Un día entre WRC de los años 90 señoras/es. Y vosotr@s ¿Cuál creéis que es mejor? No cabe duda que tanto el Subaru Impreza como el Toyota Celica, marcaron un antes y un después en el WRC de 1990 hasta el año 2000, una década dorada para los rallys, así fue la década de los 90.

Fuente: www.fresh-imports.com

Coches para el recuerdo: Toyota Celica 2.0 Turbo 4WD Carlos Sainz

 

Hace más de 20 años que Carlos Sainz ganó su último Mundial de Rallies con un coche innovador, de gran presencia y eficacia extrema: el Toyota Celica. De ahí nació esta increíble edición.

La quinta generación de Toyota Celica (con la denominación interna en Toyota de T180 Series) quizá no fue la que más éxito de ventas alcanzó en España, donde hay que recordar que las ventas de Toyota estaban sujetas a cupos establecidos y negociados entre la Unión Europea y Japón. Como existían estos cupos, la importadora del fabricante japonés, Bergé en aquellos momentos, prefería favorecer la importación de modelos más fáciles de colocar en el mercado y no de coches de segmentos tan de nicho como podía ser el Celica. Esta política duró hasta 1999, donde se liberalizó la cantidad de vehículos japoneses que se venderían en Europa, que hasta entonces eran aproximadamente el 8% de las ventas totales en Europa.

Aun así, el Toyota Celica alcanzó una buena aceptación gracias a que Carlos Sainz disputaba a los mandos de uno de ellos el Mundial de Rallies, y había ganado en 1990 la corona de laureles con otro de éstos deportivos orientales, el T165 con especificaciones de ese mismo año. Lo cierto es que esa época se puede calificar de difícil comercialmente para Toyota, pues, además de los cupos, el Yen era una moneda muy fuerte frente al dólar lo que hacía que los coches venidos de Oriente tuviesen un precio algo más elevado de lo que le hubiese gustado al importador y, por ende, a los compradores. Por ejemplo, el Toyota Celica que traemos hoy costaba en su momento 5.540.000 pesetas (33.290,07 euros), una cantidad nada desdeñable y que seguro que dejó a muchos compradores con las ganas.

título conmemorativo por el Mundial de Rallies de 1992, segundo en la carrera de Carlos Sainz y del fabricante, Toyota Europa decide lanzar al mercado una serie especial de 5.000 unidades de las que 150 se destinan al mercado español. Es decir, una colección que, ya por cuestiones sentimentales o económicas, se transformó en una verdadera joya de la historia moderna del automovilismo. Las versiones Carlos Sainz del Toyota Celica ST 185 se puede decir que surgieron del coche que sirvió a la marca para homologar las unidades de carreras y, cómo éstas, tenía lo justo y necesario para ser un coche de calle nada más. No había extensos capítulos al confort y lo que se buscaba era la efectividad, lograda y consagrada gracias al campeón madrileño, porque hay que decir que en aquella época los Celica iban un paso por detrás de los Lancia Delta Integrale: éstos se veían favorecidos especialmente por su inferior peso, en tanto que los Toyota tenían su principal aval en la aerodinámica.

Tal y como se adquiría en un concesionario, se podía decir que era el muleto que empleaba Carlos para los reconocimientos de los tramos. Y como tal, este Celica especial es un coche que pertenece a otra categoría, está lejos de los modernos deportivos en los que argumentos como elasticidad o progresividad se ponen en primer término. Este coche obliga a poner los cinco sentidos en la conducción, pero a cambio nos regala una eficacia máxima, que permite disfrutar de cada metro que se recorre en el asfalto. Muchas sensaciones deportivas de verdad.

 

TOYOTA CELICA 2.0 TURBO: EL MOTOR

El motor de dos litros de capacidad, doble árbol de levas y cuatro válvulas por cilindro, sobrealimentación con turbo y con el extra de refrigeración que permite el intercooler,  rendía una potencia máxima de 208 CV a un régimen de 6.000 vueltas, con una cota de par máximo de 28 mkg a tan solo 4.000 revoluciones. Y lo mejor era que el corte de inyección lo tenía a nada menos que 7.200 revoluciones, lo que le permitía, en conducción deportiva, el empleo de segunda y tercera velocidad. No se trataba de un motor muy apretado, su relación de compresión era de 8,8:1. La velocidad máxima oficial era de 230 km/h y una aceleración 0-100 km/h por debajo de los ocho segundos.

Estéticamente hay diferencias que nos sugieren que no se trata de un Toyota Celica normal: tomas en el capó más por cuestiones estéticas que por refrigeración extra del intercooler, retrovisores diferentes y llantas sobredimensionadas.

TOYOTA CELICA 2.0 TURBO 4WD: CÓMO VA

A pesar de los años, el sonido del motor de este Toyota Celica sigue siendo delicioso, suena a coche “gordo”, pero, claro, en este coche había mucho trabajo. Además de un intercooler mayor que el del turbo, se rediseñó el colector de escape para que hubiese una menor retención y por tanto mejorase la respiración, lo que lleva aparejado un sonido más cautivador. El cambio disponía de radiador para el aceite y se montaron sincros de segunda y tercera reforzados, lo que nos dice que estaba pensado para una conducción deportiva en carretera de montaña. Los recorridos de la palanca, más pequeña en esta versión, también se acortaron obteniéndose un tacto casi de carreras.

Dinámicamente, el secreto de la capacidad de tracción de este especial Toyota Celica estribaba en el diferencial viscoso delantero y en el trasero tipo Torsen, con un tarado bastante acertado. Con ambos, la motricidad es fantástica, y hoy día sigue llamando la atención cómo se pega al asfalto. La amortiguación es firme, pero no menoscaba la comodidad de los ocupantes y permite disfrutar de los trazados por nuestras más comunes autopistas y también de paseos tranquilos por las zonas de montaña sin que asfaltos rotos o en mal estado perjudiquen el confort.

Trabajando juntos (amortiguación y motricidad), y con los reparos que implica no conducir un coche propio, el Toyota Celica Carlos Sainz transmite una sensación de falta de potencia, de no correr, aunque quizá nos hemos acostumbrado a los deportivos modernos con más de 250 CV… Pero en lo que todavía hoy sigue siendo magnífico es en esa motricidad, el tren trasero sigue fielmente la trazada marcada por el eje delantero, al que quizá el paso de los años le ha hecho ser un poco más blando de lo que recordábamos. Eso sí, si en su día achacábamos a este coche un excesivo tonelaje, 1.460 kg, ahora ese peso es similar al de un Volkswagen Golf, por ejemplo, por lo que transmite sensaciones similares a los actuales. La dirección goza de una alta precisión en el guiado del tren delantero, y quizá por un buen mantenimiento y cotas en su sitio sigue mostrando una ausencia de movimientos parásitos y filtrado de incorrecciones del asfalto notable.

Ahora bien, si explotamos las capacidades más deportivas de este Toyota Celica veremos cómo se agota su depósito de combustible, con una capacidad elevada para su época, 68 litros, y muy por encima de la del Lancia Delta Integrale, por ejemplo. Homologó unos consumos de 9 litros a 120 km/h y 11,6 en recorrido urbano, cifras fácilmente superables a poco que no tengamos cuidado con el pie derecho y nos guste oír el silbido de la turbina tanto al soplar como cuando descarga al pasar a una marcha superior. Dos sonidos que, si bien nos pueden resultar muy musicales, habría que desaconsejarlos a los precios que tiene el combustible en estos momentos.

DEPORTIVO JAPONÉS 100%

En el interior de este Toyota Celica queda patente la evolución que han sufrido los coches japoneses para entrar en el mercado europeo. Los años no han pasado en balde y vienen rápidamente las mismas sensaciones que hace años nos dejaron. Un interior de plásticos duros que nuestro “europeizado” ojo no ve bien pero en el que la calidad es indiscutible. Se ha mantenido en perfecto estado desde entonces, con la excepción del reloj de presión del turbo que fue complementado, de forma discutible, con otro en el montante del conductor.

La instrumentación es completa, pero a la vez simple, y dividida en tres esferas: la central con la velocidad, a su derecha el cuentarevoluciones y en la esfera izquierda tres agujas (temperatura del agua, presión del turbo y nivel de reserva de carburante). Aquí es verdad que algunos de sus oponentes ofrecían más información al conductor y, sobre todo, le habían impreso un toque más deportivo tanto a las grafías como a la presentación en general. El diseño en su momento fue además bastante rompedor, con un salpicadero dirigido al conductor y los mandos concentrados en la parte superior del salpicadero. Bien dispuestos, a la vista del conductor y no habiendo que buscarlos por el coche como sucedía en algunos modelos rivales. La calidad Toyota se pone de manifiesto es detalles como por ejemplo la práctica ausencia en chirridos y soniditos dentro del habitáculo y una buena insonorización, aunque es verdad, que para tratarse de un coche de los años 90 el motor se hace bastante presente en el interior.

Los asientos tienen un diseño realmente moderno, pero su mejor valor es la sujeción que aportan. La tapicería de serie en la edición especial Carlos Saínz del Toyota Celica es en símil cuero pero resbala un poco. De lo que tampoco hay duda es de la calidad del material, a pesar de no ser noble: casi veinte años después no presenta grietas y cuarteados, algo en lo que su dueño ha tenido también mucho que ver.

Sobra decir que el Toyota Celica era, desde la primera generación allá por 1972, un deportivo en toda regla, de ahí que las plazas posteriores sean una mera excusa y solo sea posible ocuparlas de modo ocasional amén que su postura, con las piernas excesivamente flexionadas y poco espacio para las piernas, solo sea aconsejable para los de talla más pequeña. Y el maletero, con sus 292 litros, es puramente testimonial.

Su equipamiento es bueno, no falta lo indispensable en materia de confort. Los cinco millones y medio de pesetas incluían aire acondicionado, dirección asistida, espejos retrovisores con regulación eléctrica, volante y banqueta del conductor regulables en altura para mejor postura de conducción y radiocassette. En materia de seguridad la electrónica empezaba a hacer aparición y además de la tracción integral permanente disponía de sistema antibloqueo de frenos ABS.

A los mandos de este coche, reviviendo sensaciones y disfrutando de una conducción pura, no de esas que están mitigadas por la electrónica, redescubrimos que hubo tiempos pasados realmente brillantes. Este modelo estuvo compitiendo durante las temporadas 92, 93 y 94 en el campeonato del mundo de rallyes, logrando en todas el título del mundo de pilotos, primero con Carlos Sainz y después con Juha Kankkunen y Didier Auriol. El Toyota Celica es, después del Citroën C4 WRC de Sebastian Loeb, el segundo modelo con más victorias dentro del campeonato mundial de rallies, y eso que se enfrentó a los rivales más duros que nos podamos imaginar tras la mítica época de los Grupo B, es decir, Lancia Delta HF Integrale, Ford Sierra Cosworth, Mitsubishi Galant VR4, Ford Escort RS Cosworth, Subary Impreza y Mitsubishi Lancer Evo II.

Fuente: www.autopista.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies